T. 938 016 009 - M. 682 920 592

Transtornos de ansiedad y estrés

La ansiedad es un estado emocional desagradable, acompañado de cambios somáticos y psíquicos como reacción ante un peligro o amenaza percibida.

Tener o sentir ansiedad es normal, se suele sentir ansiedad a hablar en público, un examen o cualquier otro evento que nos ponga en alerta. El problema aparece cuando es tan frecuente que nos imposibilita funcionar en nuestro día a día, cuando nos limita. Los síntomas pueden ser muy variados, a nivel cognitivo son sentir miedo, preocupación, inseguridad, miedo a perder el control, dificultades para pensar o decidir...

A nivel fisiológico encontramos síntomas como dificultad para respirar, temblores, palpitaciones, exceso de sudoración, dolor de estómago, náuseas, mareos ...

Y, por último, a nivel conductual-motor los síntomas pueden ser evitar situaciones y / o personas, realizar conductas particulares como rascarse, morderse las uñas, llorar, tartamudear... e incluso compensatorias como comer en exceso, fumar o beber.

Trastorno de pánic, con o sin agorafobia

El trastorno de pánico se caracteriza por la presencia inesperada de episodios de miedo intenso junto con diferentes síntomas físicos como la dificultad para respirar, los temblores, las taquicardias, la sudoración y mareos. La persona que sufre de ataque de pánico siente que corre peligro su vida por lo que intenta desesperadamente escapar de la situación temida.

Si los episodios ocurren de manera frecuente, el individuo reproduce reiteradamente conductas como la evitación, la fuga, el intento constante de control de las reacciones temidas, o el apoyo excesivo en terceros. Cuando se hace el diagnóstico de trastorno de pánico se debe especificar si es o no con agorafobia (miedo a los espacios abiertos, a los grandes almacenes, a conducir por la autopista... y miedo al miedo).

Fobia específica

La persona afectada por una fobia especifica siente mucha ansiedad al exponerse al objeto temido e incluso con tan sólo imaginar encontrarse. En adaptan su vida evitando el elemento fóbico.

El miedo y la ansiedad que se sufre es superior a el peligro real.

Las fobias más frecuentes son el miedo a la sangre, a las inyecciones, a animales, a espacios cerrados, a las alturas, a volar, a fenómenos naturales...

En los niños los síntomas de la fobia específica pueden ser en forma de llanto, rabietas y bloqueos.

En el caso de los niños, estos síntomas se pueden presentar en forma de llanto, rabietas o estados de parálisis.

Fobia social

En la actualidad, la fobia social se ha convertido en uno de los trastornos de ansiedad más comunes.

La fobia social es el miedo irracional a ser juzgado por las otras personas. Las personas que la padecen realizan comportamientos de evitación de ser el centro de atención o en situaciones ansiógenas. Este tipo de trastorno que se puede diagnosticar a partir de los 15 años, en la adolescencia, produce la sensación de que el individuo está siendo observado de forma negativa y no puede conseguir los objetivos planteados.

Trastorno por estrés posttraumático

El trastorno por estrés postraumático o TEPT puede sufrir una persona a cualquier edad. Para que se dé debe haber vivido una situación traumática como una guerra, una violación, un accidente... o haber sido testigo. La ansiedad vivida en la situación estresante se revive a la persona reiteradamente, incluyendo ilusiones, alucinaciones, flashbacks...

A su vez, síntomas como la irritabilidad, híper vigilancia o dificultades para conciliar el sueño se presentan insistentemente.

En niños las manifestaciones de los síntomas son agitación, reescenificación de la situación traumática, juegos repetitivos donde aparecen aspectos del trauma, sueños terroríficos...

Trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada es un trastorno mental en el que una persona se siente constantemente preocupada y con ansiedad respecto a muchas y diferentes cosas que le resultan muy difíciles de controlar. Los síntomas más frecuentes son la tensión muscular, el cansancio, la irritabilidad, la inquietud...

Las personas sienten que nunca pueden relajarse y viven en un continuo estado de alerta.

Trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos obsesivos, persistentes, que producen miedo o aprensión y conductas repetitivas llamadas compulsiones, dirigidas a reducir la ansiedad asociada. Las obsesiones tienen que ver con el orden, la religión, el sexo, la suciedad, la contaminación...

Las personas con TOC realizan compulsiones siguiendo un orden y número. Es un trastorno que produce un gran malestar, siendo a su vez muy limitante.

Hipocondría

La hipocondría es la creencia, convencimiento y preocupación de sufrir enfermedades, sean reales o imaginarias. Las personas con este trastorno mental sufren mucha ansiedad debido a las manifestaciones de síntomas somáticos generados por pensamientos de enfermedad y pérdida de salud. Generalmente las personas hipocondríacas tienen conductas de auto vigilancia y se muestran incrédulas ante los diagnósticos de los médicos.

© 2020-2021 Centre de psicologia Sakuru
Carrer del Cinca, 16 · 08030 Barcelona
Sant Jordi, 2 - 08320 El Masnou
Sitio creado por 08921 Solucions Creatives